Small Jackets Vs MFC test

Small Jackets es una tremenda banda de rock and roll transalpina que con tres discos fenomenales se postulan como una de las grandes propuestas que emerge de la vieja Europa para someter a la disciplina de sus sonidos a las hordas de nuevas generaciones que ávidas y deseosas de fuertes sensaciones encuentran en el rock de influencia setentera que los italianos tan bien saben defender una de las piedras angulares donde se sustenten sus miradas al futuro. Su ultima entrega se remonta a 2009, su tremendo "Cheap Tequila" servía para consolidar la carrera de este cuarteto que parece ser esta preparando su asalto a nuestro país en forma de gira, por eso nos pareció el momento apropiado para proponerles participar en el "MFC Test", las 32 preguntas esta vez han sido contestadas de manera simultanea por la banda al completo. Mientras esperamos la confirmación de las fechas de esa posible gira conozcamos un poco más a los Small Jackets...

Psychopunch - (2010) The Last Goodbye

Hace ya algunos días que recibí esta última entrega de la apisonadora sueca por excelencia, la acumulación de trabajo y los excesos de estos días con el mercurio habían mermado en parte las ganas de emociones fuertes de este que les escribe, afortunadamente y como siempre reinstalado ya en la normalidad más absoluta la bandeja de mi reproductor se traga este nuevo álbum de los incombustibles Psychopunh al mismo tiempo que mis altavoces se estremecen una vez más bajo los mandatos del punk and roll que tan bien saben defender estos cuatro, señoras y señores el rodillo sueco una vez más se pone en marcha dispuesto a arrasar todo aquello que se encuentre a su paso.

Posiblemente instalados en la paradoja más absoluta Psychopunch son ampliamente reconocidos para algunos sectores más avezados en esto del rock business al mismo tiempo e incomprensiblemente desconocidos para buena parte del potencial público, un hecho este ciertamente insólito ya que estos tíos son poseedores de una muy extensa y prolífica carrera discográfica compuesta por diez excelentes discos computando este que nos ocupa "the last goodbye".

Envueltos siempre en un cuidado y realmente destacable grafismo plagado de buenas ilustraciones de aguerridas pin ups estos "trabajadores" del rock and roll son siempre efectivos en sus entregas posicionándose así como una de las bandas más en forma de la escena escandinava, si bien rara vez innovan en cuanto a sus concepciones de forma y estilo, su música se puede considerar heredera directa en parte de la actitud del punk más rabioso esto conjugado con la fiereza del rock and roll más potente da como resultante una explosiva y arrebatadora mezcla de energéticas sensaciones capaces de subyugarte desde el minuto uno y trasladarte irremediablemente, casi de inmediato al particular terreno que Psychopunch acotan en cada una de sus entregas discográficas, la banda tal vez transite por la seguridad que da seguir el camino que lleva a convertirse en un clásico dentro del género aun a riesgo de ser excesivamente categórico con esta afirmación, como diría aquel "tiempo al tiempo".

Enarbolando como seña de identidad propia el "rock & roll way of life" sustentado por una enorme lista de demoledores riffs, estamos ante una nueva entrega de apasionados estribillos que en la voz de JM siguen sonando extremadamente desgarrados y rasposos, posiblemente y como siempre no haya un verdadero hit, una pieza que destaque sobre las demás en esta nueva entrega, todas mantienen una línea argumental muy definida, sin estridencias, sin extras, pura y llanamente "Psychopunch style" sin concesiones al adorno ni al mercado, la banda de Vasteras no es una banda de singles, ni mucho menos y cuando ponen el rodillo a funcionar son realmente imparables.

Catorce nuevas canciones desplegadas a lo largo de los cincuenta minutos de intenso punk and roll por los que la banda se mueve con la soltura propia que les da el conocimiento adquirido en alguna de esas interminables giras europeas en las que se embarcan en prácticamente todas las entregas de sus anteriores producciones, esta vez y para redundar en nuestro regocijo la banda tiene la pretensión de incluir algunas fechas en España para la gira de presentación de este "the last goodbye", así que si algún promotor o alguna sala tuviera a bien contratarles podremos disfrutar de las bondades de su potente directo inédito en la península hasta la fecha y que posiblemente -sin duda- promete ser arrollador. Las fechas para este "otoño tour" no están confirmadas a día de hoy, se ha filtrado que posiblemente sea entre octubre y noviembre, si usted que está leyendo estas líneas tiene previsto contratarles en esta dirección de correo atenderán solícitos su petición ip@outline.es.

Volviendo al apartado musical la pieza elegida para destrozar el silencio previo es "Long Time Coming!", su introductorio bajo abre las puertas del particular universo Psychopunch, en la línea más habitual de la banda, buenas melodías y un pegadizo estribillo. Una desgarrada voz marca de la casa pone el acento en la segunda pieza de este álbum, los cuatro minutos de "The Way She's Kissing" elevan el tono hasta colocarlo al ritmo de la contundencia propia de este cuarteto y sus por ejemplo apasionados coros. "Never Let Me Go" o "Distant Sound Of A Riot" más accesibles y contagiosas. La homonima y acustica "the last goodbye" antesala de "She Don't Really Mind" o del rock and roll algo más clasico de "Bring it on".

Ante la imposibilidad de destacar una pieza por encima del resto de las otras, posiblemente "I'm Not Over You" sea la que más fielmente representa el particular sonido que la banda desarrolla y defiende con admirable pulcritud y con una envidiable seguridad, en medio de estas divagaciones suena "Another Sunday Morning" o "Better Off Dead" para recordarnos que esto todavía no ha terminado, "Nobody Can Save Me", "I Am Free" y "Stone Cold Bullet" reafirman y refuerzan el haber de las buenas sensaciones que se deriva de la escucha de esta nueva entrega de punta del iceberg escandinavo, posiblemente para algunos y en escuchas poco profundizadas puedan parecer excesivamente "monótonos" pero les animo a ejercitar la paciencia propia del descubrimiento pormenorizado y a disfrutar con parsimonia de esta nueva colección de canciones que obtienen su punto y final con "Like A Hurricane On Fuel", definitoria??

Una nueva oportunidad este "the last goodbye" de disfrutar de la propuesta de Psychopunch, esperemos que pronto se traduzca en una buena oportunidad de disfrutar de su potente directo aun desconocido por estos lares, si recalan moderadamente cerca de Motherfucker Club estaremos allí para despues contarlo aquí, ademas les puedo adelantar que la banda sueca ya tiene en su poder el "MFC Test", asi que quedamos a la espera de conocer sus respuestas en breve.






Blondie (The Joystix) Vs MFC test

Son hungaros y traen la leccion muy bien aprendida, dos discos previos, algunos splits y un ultimo album aparecido este año (ver aqui) son motivos más que suficientes para fijarnos en The Joystix, una muy engrasada banda de punk rock & roll que a base de curro y buenas canciones poco a poco van ocupando el lugar que les corresponde en el imaginario de bandas que arrasan y conquistan Europa empujando desde arriba y por supuesto nosotros en lo musical encantados de ser invadidos.

Murderdolls - (2010) Women & Children Last

El próximo 31 de agosto sale al mercado el segundo larga duración de la banda norteamericana Murderdolls, pero en el club hemos tenido la suerte de poder adelantarnos a tan señalada fecha y ya hemos podido disfrutar de las quince canciones de esta nueva entrega del dúo compuesto por el batería de Slipknot, Joy Jordison y por el incombustible e hiperactivo Wednesday 13, un extenso track list que procederemos a "diseccionar" tras como siempre una breve a la vez que explicativa introducción que permita a quien no conozca a la banda de Iowa hacerse una ligera composición de lugar.

La banda remonta sus inicios a principios de los noventa cuando Jordison militaba en "The Rejects" donde ya facturaban algo muy similar a lo que despues sería el sonido Murderdolls, las diferencias con el entonces vocalista Dizzy Draztik hizo a salir a Jordison de la banda y casi de inmediato se convirtió en uno de los fundadores de los infames Slipknot, lo demás es por todos conocidos. Algún tiempo despues allá por el 99, durante el transcurso del Ozz Fest el hijo prodigo volvió a la banda despues de una charla con Tripp Eisen, un hecho este que sería determinante en la historia del grupo ya que este fue el encargado de presentar a Jordison y Wednesday que por aquel entonces formaba parte de la banda de horror punk, Frankenstein Drag Queens From Planet 13...

Todo este pseudo enredo culmina en la entrada en "The rejects" de Wednesdey en el 2001, en principio atendiendo a las labores del bajo, un tiempo despues el abandono de Draztik posiciona a Wednesday como vocalista y a partir de ese instante la banda comienza a denominarse "Murderdolls" y así han funcionado hasta la presente fecha, aunque me gustaría dedicar un apartado a la prolífica carrera de Wednesday 13, porque la verdad es que es amplia y verdaderamente interesante.

Dos discos en 94 y 95 con Manic Spider Trash, despues desde el 96 al 2004 al frente de Frankenstein Drag Queens From Planet 13 al mismo tiempo que compaginaba sus tareas con Murderdolls, con esta banda publico cinco discos y un recopilatorio. Entre 2005/2008 dos eps y dos albums como Wednesday 13, más aparte un extraño proyecto ¿country? como Bourbon Crow en 2006. Su último proyecto fue un excelente álbum de rock and roll bajo el pseudónimo de Gunfire 76 que vio la luz en 2009. Desde luego a este tipo se le podría acusar de cualquier cosa excepto de falta de forma o de permanecer anclado en las bondades del éxito de algunos de sus múltiples proyectos.

Extrañamente los Murderdolls han pasado bastante desapercibidos en los Usa, sin embargo gozan de gran éxito en el Reino Unido y en Japón, gran parte de sus fans reseñan en su particular haber que se trata de la combinación perfecta entre los Misfits y Motley Crue, posiblemente esta afirmación sea constatada por la firmeza del sonido de estas muñecas que son capaces de resolver con igual solvencia la multiplicidad de estilos por los que son capaces de desenvolverse. Un primer ep en 2002"Rigth the remain violent", ese mismo año su debut en larga duración con "Beyond the Valley of the Murderdolls" donde ya podíamos disfrutar de su explosivas combinaciones de sleazy, horror punk, hard rock, hair metal y no sé cuantos estilos más son capaces de afrontar con demostrada capacidad.

Como dije en el párrafo inicial este "Women & Children Last" y su extenso track list compuesto por quince piezas es continuista con la formula que tan bien le funciona a esta pareja que sigue haciendo gala de su macabro humor a la hora de componer el título del disco ya avisa de su contenido. En el podemos encontrar al igual que en su primer disco un amplio abanico de divertidas degeneraciones enfundadas en el buen rock and roll ampliamente salpicado por la voluptuosidad musical que este macabro a la vez que irreverente dúo y sus secuaces son capaces de de plasmar en la identidad de su música.

Como siempre una breve intro con "The World According To Revenge" como si una película de terror se tratara da paso a "Chappel of blood" dura y contundente en su coqueteo metalero, el riff de "Bored 'til Death" se enfunda en la misma piel que lo haría una banda de sleazy, acelerada y resultona. "Drug me to hell", "Nowhere" o la que parece que será el primer single "Summertime suicide" van sumando minutos de diversión asegurada bajo el influjo de esta interesante nueva entrega de los de Iowa. "Death Valley Superstars" conecta de nuevo con los sensores que ponen a funcionar la vena glam metal de los Murder, dando una vuelta más a la tuerca nos topamos de bruces con "My Dark Place Alone", "Blood Stained Valentine" o la menos afortunada al menos en su inicio "Pieces of You", aunque mejore ligeramente en su estribillo.

"Homicide Drive" y su ramalazo angelino, "Rock N Roll is All I Got" o la que suena como segundo single "Nothing's Gonna Be Alright" de edulcorado transcurrir y sin duda más abierta a mentes menos acostumbradas a sonidos más cercanos a la contundencia, "Whatever You Got, I'm Against It" algo lineal en su concepción y antesala de la brutal "Hello, Goodbye, Die" acertado colofón para esta segunda entrega de los Murderdolls, a ver si algún valiente se los trae de gira por la piel de toro, porque los que les han visto descargar en directo cuentan que son un autentico espectáculo, de momento disfrutemos de sus discos.

Nota: las fotos de la banda que se utilizan para ilustrar esta reseña pertenecen a distintas etapas de la banda y se corresponden con los miembros que entonces formaban filas..., os dejo un divertido video de su primer disco...



The Lucky Punch - (2009) Yield to temptation

Coincidiendo con la proximidad de algunas fechas en las que la banda germana descargara su directo por tierras españolas, no se me ocurre mejor modo de comenzar esta calurosa semana que hablando de "The Lucky Punch" y por ende de su última referencia discográfica que si bien no se trata de un tema de rabiosa actualidad bien merece un apartado destacado, al mismo tiempo que sirva como presentación para algún despistado que todavía no haya disfrutado de las bondades de este cuarteto de rockeros de genérico afortunado.

Lucky Punch es una de esas bandas de las que musicalmente hablando te enamoras casi de inmediato, el "toque" que tienen estos tíos a la hora de dar vida a sus canciones tiene un plus de calidad que malogradamente algunos de sus coetáneos ni siquiera adivinan, es por ello que este hecho les hace ser merecedores de ocupar las primeras posiciones a la cabeza del buen rock and roll que nos llega desde la vieja Europa central.

El cuarteto bávaro sostiene su centro de gravedad en el rock directamente heredado de los sonidos old school, ese omnipresente regusto de cierto sabor sesentero se confunde y se enraíza en algunos energizantes destellos de corte 70's resultando así tan explosivos, como heterogéneos, un hecho este que sin duda alguna produce que la digestión de sus discos sea una tarea tan divertida como apetecible.

Tres albums de estudio son la prueba palpable de que la amalgama de influencias y aportaciones propias de la banda de Munich funciona a las mil maravillas, todavía resuenan en nuestras conciencias aquellas doce canciones de su brutal debut "Kick Up A Hullabaloo (2004)" en la que la visceralidad de la banda era directamente proporcional a las ganas de dar a conocer al mundo libre de lo que eran capaces de lograr escudados únicamente con su música, trece canciones de rock and roll acelerado pero ya entonces impregandas de ese personal toque de la banda.

Dos años despues veía la luz su segundo larga duración, un minutaje por el que transcurrían esta vez trece temas más elaborados, quizás con menos furia pero con una carga de profundidad en ese preciso instante insondable, propicia entonces para empezar a asentar los cimientos del actual sonido de "The Lucky Punch", un álbum de inmediato reconocimiento internacional que les permitió entre otras muchas actuaciones una particular gira por China, convirtiéndose así en el primer grupo alemán en poder girar por el gigante asiático, una gira que la banda consiguió grabar de manera ilegal y que podéis ver en youtube. (ver aqui)

Lo evocador de sus sonidos, su manera de entender y dar forma al rockandroll les ha servido para por ejemplo poder compartir escenario con bandas de la talla de Monster Magnet, The Hives, Hellacopters o los todopoderosos Motorhead, o para girar con the flaming sideburns por Suecia, Francia, España y buena parte de Europa, para poder así mostrar al gran público la tremenda convicción que estos jóvenes bávaros imprimen en la sinceridad de su música,

Su última entrega discográfica que es en la que ponemos el acento en esta entrada se remonta a 2009, este "Yield to temptation" avanza con paso firme hacia los horizontes marcados en la anterioridad de sus discos predecesores, ajenos a modas los alemanes constatan que han encontrado su personal formula de entender el rock and roll, así podemos encontrar en los cuarenta y cinco minutos por los que se extiende esta tercera entrega, toda una suerte de giros que encuentran su razón de ser en la pureza del rock de añejo sabor seducido en todo momento por un continuo flirteo con el blues y esas raíces 60's mencionadas al principio de esta reseña.

El fantástico y divertido falsete de "Wake Up Knock" inicia el desarrollo de este "Yield to temptation", su progresión a mitad camino entre las dos décadas asienta las bases del individual estilo de la banda alemana, "I know" primer single y video clip oficial que al final de este escrito podéis contemplar redondea sensaciones y se instala en el saber hacer de estos cuatro músicos. "My stereo", "No Need To Lie" o "Snitch" van configurando este pastiche de influencias que a buen seguro contentara a un amplio y variopinto espectro de potenciales oyentes.

"Dig It Or Not", el rockandroll de "On The Damn Train Again" o "Refreshed" elevan el tono mientras se va desgranando el track list con la hipnótica línea de bajo que sirve al comienzo de "The Way I Chose It" y su envolvente medio tiempo, previo para la cadencia de "Another Round, Another Mission" y la pausada "Be your side" que ve truncada su condición natural al paso de las consignas distorsionadas de "Better For You", por ultimo "Travelling An Unknown Road" hace las veces de cierre y broche final para este ejercicio de rock and roll tamizado y puntualizado por la enorme paleta de influencias de esta banda tan actual en su concepción como añeja en algunos de los pasajes de su sonido.

En principio la gira española constara de cuatro fechas en septiembre, a saber, el 17 en el Moog Club de Barcelona, el 18 en Vilareal (Castellón) sala Japan Rock Club, La boca del lobo de Madrid el 21 y por ultimo en el Casino de Gijón, en la sala Acapulco el 23. Cuatro buenas oportunidades para disfrutar del directo de "The Lucky Punch", yo no me lo perdería....



Buggirl + Lost Road (Sala Japan Rock Club , 20/08/10)

Una vez más gracias al buen hacer del staff de la sala Japan Rock Club de Vilareal (Castellón) podríamos disfrutar de una buena y calurosa noche de rock & roll cosa bastante inusual en estas fechas veraniegas en las que normalmente todo funciona a medio gas y a excepción de algunos honrosos festivales la programación en cuanto a música en vivo se reduce a su mínima expresión.

Además era una cita ineludible, la banda australiana "Buggirl" incluía una parada en tierras castellonenses enmarcada en el transcurso de su apretada y alocada gira española, donde haciendo suya la máxima del "living on the road" estos dos hermanos poseídos por el insano espíritu del rock and roll se están recorriendo la península en su furgoneta cargada de buen rollo, de actitud y de una manera de entender la música tan primigenia como efectiva, que supo encandilar al escueto aforo que incomprensiblemente poblaba la Japan anoche y que disfrutaron/disfrutamos del enérgico y visceral directo que este dúo de kamikazes ofrecen en cada uno de sus potentes y sudorosas entregas.

Reitero mi incomprensión ante la escasez de aforo, unas cuarenta personas se preparaban para recibir en primera mano los temas que ilustran la última entrega discográfica de la banda de Wollongong City, primera en formato de larga duración después de un par de magníficos eps anteriores que en directo suenan como sonaría el timbre de la puerta del mismísimo infierno, una oportunidad tan propicia para disfrutar de una presumible gran velada de acción, unos precios a la entrada más que asequibles que obtiene tan poca respuesta por parte del respetable que no hace más que ahondar en mi extrañeza, pero como dijo alguno de esos sabios trasnochados "intentar entenderlo todo no es más que un ejercicio estéril de incomprensión", centrémonos pues en lo estrictamente musical que es a lo que hemos venido al club.

Los encargados de arrancar los primeros sonidos a la noche fue el quinteto local "Lost Road", una buena banda de rock and roll con repertorio en castellano y buen hacer en el escenario pese a que globalmente su repertorio adolece en cierta medida de algo más de presencia escénica, hay que reconocer que musicalmente hablando su rock and roll se instala en el buen feeling que los chicos ejercitan en su set, además muy destacable las ganas que le ponen, buen rock, duelos de guitarra, guitarras dobles y un correcto frontman capaz de defender con solvencia su propuesta arraigada en el rock clásico pero bien resuelto, dejaron un par de detalles en forma de cover de Platero y Tú y la fantástica "Maxi ha vuelto" de los murcianos de Mclan, cuando estos dedicaban sus esfuerzos al rockandroll no como ahora que solo ellos se atreverían a describir su "música". Finalizo el set de los "Lost road" con una versión del monstruo australiano ACDC que el publico devoro en las primeras filas, hasta los chicos de Buggirl se convulsionaron al ritmo de los cuatro acordes. (http://www.myspace.com/lostroadrock)

Era el tiempo ahora para los hermanos "bug", me gustaría destacar antes de desgranar su directo las cualidades personales de estos dos rockeros que se pasaron todo el previo a su set paseándose por la sala hablando y bebiendo con todo el mundo con una sonrisa perenne en la cara agradeciendo al antes mencionado escueto publico que se hubiese desplazado para disfrutar de su directo, tan simpáticos y amables debajo del escenario como bestias y viscerales arriba del mismo por que hay que ver la que arman estos dos que conciben su música en las bondades de la mínima expresión y que escudados por tan solo la guitarra de Amber y la batería de Clinno son capaces de presentar batalla al enemigo más ávido de sensaciones fuertes, porque a grosso modo así es como se podría definir el ecléctico, sudoroso, algo desaliñado y en todo momento pasional directo de nuestros amigos de las antípodas. Brutal!!

Sin respetar el orden real de ejecución y haciendo uso de mi maltrecha memoria -castigada por un intenso fin de semana plagado de emociones- fueron cayendo "Rock & roll hell" de su tremendo primer ep del 2008, un track que sobre las tablas de la Japan sonó realmente bestial y del que como es habitual más abajo les dejo una muestra ilustrada en un pequeño video grabado in situ, "death on wheels" o "Hot tonite" elevaban la temperatura hasta casi igualar el termómetro con el que hay situado en la misma puerta del mismísimo infierno. Uno de los momentos realmente suicidas de la noche vino con el single de su segundo ep de 2009 "blood, sweet & beers" que acabo de convencer al respetable que desde ese preciso instante empezó a funcionar al mismo nivel de intensidad que los hermanos "bug", una comunión entre banda y publico que perduro durante toda la descarga.

"Motor city lover", "V8 motor" y creo que "fire highway" iban cumplimentando el acelerado show al mismo tiempo que se fundían con las piezas de su fantástico ultimo trabajo "Dirt in the skirty" (aquí podéis leer la reseñas completa del álbum). En este caso me aventurare al coqueteo con el error ya que estos temas un servidor no los tiene tan oídos como para identificarlos con seguridad, pero sonaron "spread that eagle", el single "dirt inthe skirty" o "master of disaster". Después de una hora de energía desbordada, después de cepillarse el cordaje de dos de sus tres guitarras, después de casi dejar al publico de la Japan casi "knock-out" Amber y Clinno Bug desaparecian entre bambalinas para reaparecer instantes después y desatar el delirio colectivo con el clásico de los Kiss "rock and roll tonite", a este siguieron algunas piezas más que sirvieron para "intentar" poner el punto final a su convincente directo.

Y cuando digo intentar lo digo porque el respetable "impidió" la retirada final del dúo pidiendo reiteradamente "otra, otra" algo a los que los australianos aceptaron entre sonrisas pidiendo cinco minutos para recomponer el malogrado set de guitarras que previamente Amber se había encargado de destrozar, "rock our city" fundía una vez más lo de arriba con lo de abajo, una vez finalizada la pieza un nuevo intento de despedida una vez más fallido esta vez Clinno pidió tocar otra así sonó la maravillosa y sabbathiana "war and fire", se me pone la piel de gallina al recordarlo.

Un nuevo intento fracasado una vez más de retirarse porque cuando Clinno se bajaba de la batería y encaraba la puerta del backstage Amber le cogió de un brazo, le dijo algo al oído y se volvieron a regalarnos un par de piezas más que pusieron el broche final con una tan fantástica como alocada versión del "TNT" de sus "padres" aussie los todopoderosos ACDC, una versión como punto y final en la que invitaron a subir al escenario a todos los allí presentes y que acabo siendo una puta fiesta, un delicioso desmadre reflejo de una noche de rock and roll, una autentica lección de cómo comportarse encima de un escenario la que nos dieron los chicos de "Buggirl" podrían aprender muchos...






Firebird - (2010) Double diamond

Hay veces que en este convulso maremágnum en el que se convierte el mundo de la música somos testigos por decirlo de una manera sencilla de fluctuaciones estilísticas varias en uno u otro sentido, unas veces transcurren envueltas en la normalidad propia del lento transcurrir del tiempo -las más- y algunas otras -las menos- provocan caóticas reacciones en el publico que en estado a veces catatónico contempla e incluso a veces maldice cuando su artista o grupo favorito tensa en demasía su paleta de influencias a la hora de desarrollarse como tal . En principio es un hecho más que razonable que algunos artistas evolucionen musicalmente hablando más rápido que el momento puntual en el que se hayan ubicados en el espacio tiempo y que en esa tesitura añadan o pierdan enteros a su música en general y en su evolución personal en particular.

Esta breve y aparentemente fuera de tono introducción intenta poner el punto de partida para personalizar el ejemplo antes comentado en la carrera discográfica del alma de esta banda, el incombustible Bill Steer gran guitarrista de agresivo pasado en lo musical y capaz de mutar en sus registros de una manera limpia, definida y sorprendente. Escuchando los seis discos que jalonan la historia de este pájaro de fuego uno no es capaz de concebir ni siquiera imaginar sobre que cimiento se sostiene la solidez como intérprete y compositor que Steer desarrolla en cada una de sus interpretaciones, siendo capaz de defender con igual solvencia su anterior etapa enmarcada en el sector más extremo del metal con esta ubicada en el hard & blues más preciosista, una propuesta que al menos para un servidor es realmente interesante y embriagadora.

Posiblemente quien disfrute por primera vez de los evocadores sonidos que desprenden estos pájaros en su elegante aleteo no conozcan que entre el 87-89 Bill Steer fue guitarrista de la banda inglesa de grindcore "Napalm Death", o que fue uno de los fundadores de "Carcass" banda en la que además de la guitarra se ocupaba de las labores vocales que como ustedes pueden suponer en una banda de esas características incluía recursos guturales extremos, bien... pues un buen día el bueno de Steer decidió dar un giro de 360º en su carrera musical -aquí adquiere razón de ser la intro del principio- y decide entonces dar rienda suelta a sus gustos personales e influencias fundando este "Firebird", luctuosa noticia para sus seguidores más extremos un soplo de aire fresco para los que como un servidor disfrutan de cada riff y cada solo con los que Mr Steer tiene a bien regalarnos en cada una de sus esperadas producciones.

Una formación excesivamente cambiante como trio con Steer como único miembro estable es la que alimenta y da brillo a las majestosas alas que despliega este pájaro que posiblemente tuvo en su primera y original escuadra -con el bajista Leo Smee (Cathedral) y con el batería Ludwid Witt (Spiritual Beggars)- su momento más esplendoroso dicho esto sin la intención del desmerecimiento de los que vendrían después. En esta tesitura editaron los dos primeros discos "Firebird" y "Deluxe", desde ese instante Quill George Atlagic, Blind Dog Tobias Nilsson y Roger Nilsson para la grabación de "Nº3" y otra remodelación más con Al Steer como bajista, la vuelta de Ludwig Witt a la batería y en un corto espacio de tiempo la entrada de Smok Smoczkiewicz como nuevo bajista con los que se grabaron "Hot wings" y "Gran Union". Un desordenado trajinar de músicos en torno a una banda que gracias a la claridad de ideas de Steer no ha perdido ni un ápice de su frescura, de la profundidad de su sonido que una vez más se sitúa en la primera línea de la actualidad musical con este fantástico álbum que hoy he recibido y que en unas breves pero intensas primerizas tomas de contacto ha conseguido subyugarme desde sus notas iniciales.

Diez nuevas canciones que estas ardientes aves defienden en los 40 intensos minutos de esta nueva entrega discográfica enormemente disfrutable por lo envolvente de sus riffs y por la personal manera de Steer al manejo de las seis cuerdas capaz de evocar en cada una de sus notas algunas referencias inevitables, unas veces me recuerda a Hendrix, otras a Cream o a Grand Funk, pero siempre teniendo presente la omnipresente personalidad de Bill. "Soul savior" y la fantástica "Ruined" son las dos primeras piedras de toque a las que te enfrentas cuando decides "arder" al ritmo de los "birds", las primeras en dibujar una sonrisa de conformidad a la vez que se funden con los sonidos emergentes de los altavoces de tu estéreo, "Bright Lights" y su contagioso inicio, "For Crying Out Loud", "Farewell" o el reprise de "A Wing & A Prayer" elevan el computo de las buenas sensaciones, refrendadas estas por el blues rock de "Pound Of Flesh", el misticismo de "Arabesque" o "Lose Your Delusions" y la final "Pantomime" contrapunto perfecto para la finalización de este gran trabajo de hard blues que "Firebird" una vez más eleva al hipotético cielo en el que una y otra vez arden como aquellas mitológicas aves fénix que se auto inmolaban para aparecer de nuevo con un plumaje renovado y si cabe más brillante.

Marcus (Dollhouse) Vs MFC test

Se ha dicho de ellos que son algo así como los Mc5 del siglo XXI, su explosiva combinación de high energy rock & soul posiblemente les haga merecedores de ese grandilocuente titulo, máxime si se refrenda este hecho con un debut meteórico que vio su inicio cuando el bajista de MC5 Michael Davis oye una maqueta de la banda y decide además de llevárselos de gira producir su primer larga duración "Rock and Soul Circus (2004)". Si esto les parece poco, si piensan que fue fruto de un golpe de suerte o de la casuistica les cuento que no mucho tiempo después el incombustible Nick Royale (Hellacopters, Imperial State Electric, etc) después de oír material de Dollhouse quiso producir su segundo trabajo "Royal Rendezvous (2005)" que sumado a "Rock'n'roll revival (2009)" cierra la discografia oficial de la banda Sueca.

Rock Fucktory - (2010) Self Titled

Rock Fucktory es/son otra de esas bandas de las que se alimentan las raíces del rock and roll para recuperar los nutrientes que necesitan para mostrarse después en su máximo esplendor, una de esas bandas que desde la ingratitud del anonimato se parten la cara sobre las tablas de cualquier escenario con la única intención de llevar hasta el último rincón del más recóndito lugar las bondades de su música a todo aquel que les quiera oír, independientemente de que te guste su rollo o no.

Aunque ubicados geográficamente en la comunidad valenciana y con tan solo un año de historia como formación estable , la banda remonta su arranque a una primigenia formación cuando algunos de sus miembros otrora militantes en algunas otras bandas deciden iniciar un nuevo proyecto en común, nace en ese momento el germen de lo que más tarde seria Rock Fucktory, así se va completando un line up de calado casi internacional con un italiano al bajo (Antonino Barbagallo), un argentino a la batería (Federico de la María) y un dúo de guitarras con denominación de origen Valencia, Charlie y Jesús Serneguet.

La sinergia en lo musical y la buena sintonía a la hora de la composición necesita entonces ser refrendada por un frontman que en lo vocal sea capaz de defender con la solvencia necesaria la propuesta rockandrollera de los "fucktory", una larga busqueda que se topa con la diosa fortuna en el camino convergente que transita entre las cuerdas vocales de José que ahora si completa el particular circulo que se cierra en torno a esta banda de rockeros poseedores a partes iguales de las ganas necesarias para sostener el talento subyacente en su corta pero compactada carrera.

Después de defender en público lo apasionado de su directo, después de participar en algunos concursos locales finalizados con estatus de finalistas, la música de "Rock Fucktory" se ve verbalizada en este primer EP de corte demostrativo , que en la medida de los posible intenta condensar en el ajustado minutaje de estas cuatro canciones hasta donde están dispuestos a subir el listón estos chicos. Cuatro canciones de rock and roll áspero y sudoroso, tan ecléctico en algunos de sus pasajes como continuista en su totalidad, la apuesta hard rockera de este quinteto suena tan afilada como depuradas son sus formas, maneras que sostienen su razón de ser en una engrasada sección rítmica que empasta a la perfección con lo punzante de sus guitarras conformando un todo resueltamente acentuado por el buen hacer de su vocalista.

Una discutible portada esconde una cuidada presentación para un ep grabado en los estudios JRlasala y mezclado por Julio Valdeolmillos, un track list compuesto de cuatro muestras que puntualizan su comienzo con "Pecando" un vibrante rock and roll tan efectivo como definitorio con un buen desarrollo instrumental y unas hábiles manos a las seis cuerdas, "Sacrificio" en cierta manera profundiza en los terrenos por los que estos tíos ser mueven tan bien, rock and roll de raíces clásicas pasadas por un tamiz personal que lo tritura todo para luego nacer de nuevo bajo la personal y contundente firma de Rock Fucktory.

"Lejos de aquí" y lo adictivo de su riff convertido en amago de rock pausado súbitamente interrumpido en su ecuador por un acelerado reprise en el que José pone al descubierto sus cualidades vocales al frente de una potente vorágine instrumental en la que se aprecian algunos interesantes matices que se perciben entre guitarras algo más funk y distorsiones varias. Y después de la tormenta la calma se apoya en el comienzo de "Fuera de control" que en su evolución natural y pese a estar resuelta con solvencia tal vez pierda un poco de pegada en comparación a sus homologas, aunque posiblemente -sin duda- solo sea la percepción personal de un punk rocker de pelo largo como el que escribe estas líneas.

Sirva pues este Ep para poner la primera piedra de la solida calzada por donde transiten los futuros destinos de esta banda "italo-argentino-valenciana" , sirva esta reseña para auspiciar un largo y prospero sendero que desde "Motherfucker Club" auguramos lleno de parabienes, tantos como esfuerzo y dedicación emplean "Rock Fucktory" en el desarrollo de su música.

SIN 4 SIN - (2010) 7 Deadly

El pasado 18 de Junio se presento este ep que servía para presentar al gran publico a los debutantes "Sin 4 Sin" un joven cuarteto de Baltimore que en la medida de lo posible intentan recuperar aquellos años dorados del sleazy angelino y casi lo consiguen porque los tíos suenan como un tiro, composiciones concisas y directas de consumo inmediato y con cierta carga de profundidad a medio plazo.

Un ep que sirve para refrendar la corta pero meteórica historia de estos tipos que han girado o teloneado a bandas de la talla de L.A. Guns, Faster Pussycat, The Last Vegas, George Lynch, Crank County Daredevils, One Eyed Doll, Bang Tango o Lizzy Borden entre otros, esta apabullante lista se entiende cuando empiezan a sonar las primeras notas de este "7 deadly", rock & sleazy old school tan pegadizo como chulesco para ilustrar una propuesta harto reivindicada por muchas otras bandas jóvenes que con desigual resultado frecuentan algunos de los sonidos que tenemos todavía fijados en el retrovisor, aunque en el caso de "Sin 4 Sin" el resultado es realmente apetecible.

Después de una larga lista de bolos compartiendo escenario con las bandas antes citadas, despues de su exitosa participación en el
"Texas Rock Fest 2010" era el momento propicio para que viera la luz este ep primerizo gestado en los estudios Wrightway de Baltimore donde han grabado por ejemplo Charm City Devils o Slipknot. Siete temas compactados en las pistas de este cd que muestran a las claras hacia donde tienen enfocado el punto de mira los de Maryland. siete temas duros, disfrutables y muy rockeros concebidos con el nada desdeñable único objetivo de la diversión pura y dura como única máxima.

La macarra "Love vice" inicia la senda por la que más tarde caminara la pesadez de los riffs de "I Quit Drinking (Again)", "Fast, Hot, Sleazy" con ese titulo tan definitorio profundiza en la linea argumental que la banda exibe en estos escasos treinta minutos completados por piezas como "She Can Plays The Bills in Ones" tan contagiosa como facilmente asociable a los brillos de los dorados 80's, "Buy Me A Drink" suma y sigue en el computo global continuado por "Dirty liar" con una producción algo más deficiente y quizás algo más cercana al "hair metal" al igual que la final "Murderland" tremendamente adictiva que sirve además para poner el punto y final a este primigenio debut de excitante portada que sirve como punto de apoyo para una esperemos longeva carrera, ahora solo les falta encontrar a alguien que les haga unas fotos decentes porque hay que ver....

Flaming Sideburns + Lid Vil (Sala Japan Rock Club 13/08/10)

Afortunadamente y gracias al esfuerzo de salas como Japan Rock Club de Vilareal los que por desgracia aun no estamos de vacaciones podemos disfrutar de una buena programación en cuanto a música en directo se refiere, y cuando puntualizo en este hecho me refiero a propuestas de calidad como por ejemplo la que nos tenían preparada para la noche de ayer. Cartel doble para la velada del viernes por un lado la banda local "Lid Vil" desconocida hasta la fecha para el que subscribe y al incombustible banda argentino finlandesa "The Flaming Sideburns" que inmersos en una gira española promovida por El Beasto presentaban nuevo single.

Un feo día de lluvias y carreteras oscuras eran el preludio de una excitante noche de rock & roll, he de confesar que mientras recorríamos los ochenta kilómetros que separan Valencia de Vilareal me asaltaban las dudas sobre la respuesta por parte del público a la llamada de la Japan, es por todos conocida las ausencias que se producen en todo tipo de eventos en fechas estivales como esta, pero me encontré con la agradable sorpresa de un aforo que poblaba media sala deseosos de recibir "in the fucking face" la propuesta de Flaming Sideburns construida en torno al garaje sucio,salvaje y sesentero tocado por el soul, el r&b, y algunos destellos de rock setentero, una explosiva e incendiaria proclama que los finlandeses saben defender como nadie.

Abría el fuego una de esas bandas anónimas todavía para el gran público, al menos para el no localizado, Lid Vil son de Castellón y según tengo entendido se reúnen tras el paso por algunas agrupaciones locales como Destroy No Mort y Nativa. Sin disco ni maqueta editada según una breve conversación que tuve con su bajista cuentan con un repertorio de catorce temas preparados para fundir oídos a todo aquel que se atreva a situarse enfrente de su atronador y solvente a la vez que contundente directo.

Uno ya sabía más o menos lo que le esperaba con los sideburns, pero la sorpresa me la lleve con los locales, lo agresivo y engrasado de su directo suena capaz de arrollar con el mobiliario de todo aquel garito que se atreva a acogerles en su escenario, tal vez se muestren estáticos en exceso en la escena pero la energía que desprenden estos tíos suplen con creces cualquier pero que se les pueda poner. Su duro rockandroll pugna sin descanso con un subyacente en todo momento coqueteo con el punk, unas solidas y muy aceleradas composiciones que no serian lo mismo sin la potencia vocal de su bajista Perito Vil quien sometía en cada pieza sus cuerdas vocales a una exigencia máxima que el tío mantuvo con solvencia hasta el final del bolo, intratable en su faceta. En definitiva los chicos de Lil Vil consiguieron caldear la temperatura arrastrando a las primeras filas a los más osados, dejando el terreno perfectamente abonado para un Eduardo Martínez al que invitaron a participar en una versión de la banda de Helsinki. Habrá que estar muy pendientes de estos tíos....

El inicio del set de Flaming Sideburns fue un poco extraño y me voy a explicar, una vez preparado el stage con el pertrecho necesario para la descarga, la banda al completo se retiro apareciendo unos instantes después Mr.Martinez en solitario acústica en mano situándose en un taburete en el centro del escenario mientras se dirigía al respetable con semejante explicación:

"Esta noche me encuentro afónico, tengo resaca porque anoche celebre demasiado en un cumpleaños y antes de suspender la actuación prefiero tocarles algunas canciones en acústico"

A un servidor le dio un vuelco el corazón, la avidez por intercambiar mi deposito de adrenalina por la música que los ex Punishers proponían descargar se venía abajo ante tal afirmación, así Eduardo se marco un set de cuatro canciones en acústico incluyendo una versión de Johnny Cash, un acústico que finalmente resulto ser un vacile y una curiosa manera de iniciar un concierto, ya que instantes después de que muriera el ultimo acorde en acústico el resto de la banda se situaba para ahora si mostrarse en todo su esplendor, y doy fe que lo consiguieron porque a grandes rasgos que más tarde pormenizare nos dieron una autentica lección de rock and roll directo, sudoroso y visceral, seguro que más de uno de los que en las primeras filas se desgañitaban bajo las consignas de los flaming hoy tiene una más que probable luxación en el cuello, sirva mi caso particular para ejemplarizar esta afirmación, ;-)

Incendiarios a la hora de repartir energía, con un excelente frontman que supo llevar de inmediato a su terreno a un público que de media sala hacia delante disfruto muy mucho de la potencia escénica del argentino que se mostro en todo momento divertido, comunicativo tremendamente enérgico en su cometido como perfecto maestro de ceremonias, enfundado en unos enormes zuecos, ataviado con un chaleco hippie sesentero y un collar de colmillos. Si tenemos claro que en esto del rnr business la vestimenta tambien forma parte del espectaculo estos chicos traen la leccion bien aprendida, ya sea por sus impecables vestimentas como por lo bonito de sus instrumentos, que además y como no podía ser de otra manera saben hacer sonar con exquisita solvencia.

La primera pieza que me viene a la memoria es "Jaguar Girls" de su primera producción discográfica que se remonta al 99 "Its time to testify...", "Spanish Blood" fue la primera referencia a su aclamado y de escucha obligada "Hallelujah Rock 'N' Rollah (2001) una pieza que en directo suena realmente cool, un rompecaderas en toda regla, el bajo de "the punisher" ponía el pie para "Black moon" a la que siguió "Let me take you far" o el hit "Flowers".

Un descanso para Martínez que desaparecía en el backstage dejando las responsabilidades vocales en el respetable que coreaba el estribillo de la casi instrumental y surfera "La bruta", por citar algunas "Effecto tequila", "Blow The Roof" y la excelencia de "save the rock and roll" seguían inundando la sala de buenas vibraciones y sudor, imposible resistirse a los influjos que se desprendían de canciones como "Loose my soul" o la potencia kamikaze de "Challeningin'" encargada de poner el punto y aparte para el consabido descanso de los de arriba y los de abajo del escenario.

Unos instantes después daba comienzo el alocado y vigoroso bis de los flaming, así "Count me out", "Street survivor", "13 woman" y "World domination" se mezclaban con los tragos de vino tinto que Eduardo y su micrófono se atizaban entre canción y canción, la atmosfera no podia ser más propicia, entre las ganas de juerga de los de abajo y la solvente profesionalidad de los de arriba que en todo momento se mostraron divertidos y con ganas de agradar, con un Martínez que acabo en el suelo de la sala con todo el público sentado o de rodillas a la misma altura mientras hacia las delicias de los más cercanos cantándoles en la cara. Despedida, agradecimientos y otro intento de finalizar el bolo, cosa que no ocurrió por que una vez más hicieron acto de presencia para ofrecer un segundo y no programado bis que comenzaba con una excelente versión de un tema de "The Sonics" y un par de piezas que lamentablemente no recuerdo por que les aseguro que un servidor disfruto como un cabron en primera línea de fuego del muy recomendable show de los Flaming Sideburns, así que si usted que está leyendo estas líneas tiene la oportunidad de acercarse a una de las fecha programadas para el tour de los finlandeses no lo dude, diversión asegurada, sin paliativos.








Eres el visitante nº
contador de visitas
-
La obra de Motherfucker Club esta regulada bajo una licencia de
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
-
Licencia de Creative Commons
-
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More